Quiero Decir

Mi diario digital…

Muerte en el kiosco: no fue un robo, a Esteban Palombarini lo mataron por una discusión

Esteban “El Plancha” Palombarini (38) no estaba armado el sábado pasado por la tarde y nunca trató de robar en el minimarket “La Esquina”, ubicado en Perú y Vendimiadores, de Ciudad. Al Plancha simple e inentendiblemente lo asesinaron de 3 balazos ese día cerca de las 19:30, luego de que discutiera con el encargado del lugar en lo que, se cree, fue el desenlace de algo que comenzó como un pedido para que le fiaran una cerveza, que continuó con la negativa de quien atendía el lugar y con un enojo de Esteban, quien arrojó mercadería al piso en medio de la discusión.

No era el dueño del minimarket, sino su cuñado quien atendía el lugar el sábado, quien discutió con “el Plancha” y quien le efectuó los 3 disparos (al menos uno de ellos por la espalda, cuando Palombarini ya había sido herido e intentaba abandonar el comercio para pedir ayuda). Este hombre, -un patovica de apellido Godoy– ya fue imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y está detenido desde el sábado por la noche en una dependencia judicial a la espera de que el fiscal Carlos Torres disponga su traslado a la Penitenciaría.

Torres dispuso la imputación de Godoy en las últimas horas, tras revisar los videos de seguridad del comercio, donde se ve toda la secuencia de la discusión y del asesinato, y donde queda en evidencia que en ningún momento Palombarini intentó robar o cometer un asalto en el comercio. De hecho, los amigos de la víctima ha dejado bien en claro en su declaración ante el fiscal que Godoy tenía problemas previos con Palombarini y que quien le disparó ya había asegurado que lo iba a matar usando su arma. Los vecinos del lugar también fueron contundentes al señalar que el imputado por el asesinato ya había tenido problemas y peleas con otros vecinos.

Estas novedades terminan de echar por tierra la primera versión que aportaron fuentes policiales durante los minutos posteriores al crimen y que hablaban de un intento de asalto que haría intentado cometer Palombarini. “Esa primera versión la dio la Policía y en base a lo que hablaron con el comerciante que le disparó ni bien llegaron al lugar. Fue lo que contó él, pero después queda todo descartado con lo que se ve en el video”, indicó  una fuente judicial de la causa.

EL RECUERDO DEL PLANCHA: “UN TIPAZO, UN HERMANO DE LA VIDA, UN NIÑO QUE SIEMPRE TE HACÍA REÍR”

Esteban Palombarini tenía 38 años y vivía en la calle Maza de Ciudad, a pocas cuadras del lugar donde encontró su triste e injusta muerte. Estaba separado y tenía una hija de 12 años, quien a partir de ahora deberá seguir adelante sin terminar de entender por qué un “sacado” decidió dispararle, no una, sino 3 veces a su padre porque él se enojó cuando quien le disparó no quiso fiarle una cerveza en el kiosco que atendía.

No tenía un trabajo formal, pero se ganaba la vida con changas y rebuscándosela como podía, siempre por derecha. Durante varios años jugó al básquet en San Martín (club también conocido como Pacífico, ya que juega en el estadio de ese club de calle Perú) y de allí y del barrio le quedaron sus grandes amigos. Aquellos que lo definen como “un tipazo”, “un hermano de la vida” y “un tipo que siempre estaba para hacerte el aguante y hacerte reír cuando lo necesitabas”.

En la primera versión, aquella que hablaba de un robo y ya fue descartada, se hizo mucho hincapié en los antecedentes de Palombarini, como si se tratara de una especie de “justificación” a su triste muerte. Sin embargo, ya se confirmó también que se trataba de antecedentes menores, por haber sido encontrado fumando marihuana y por resistencia a la autoridad. “‘El Plancha tenía sus cosas, como todos las tenemos. Era de irse a las manos para intentar arreglar algunas cosas, pero no se entiende cómo este cobarde le dispara y lo acribilla por la espalda. No es justo y corresponde que un tipo tenga el poder de decidir sobre la vida del otro de esta manera. (Palombarini) era un tipo muy querido en el barrio, en el club, un amigo de la vida. Fuimos amigos durante 20 años y él nunca te dejaba en banda. Era un hermano”, describe por su parte Germán, otro de los amigos del “Plancha” Palombarini.

Entre tanto dolor que viven y experimentan por estos días los amigos y la familia de Esteban Palombarini, hay algo de enojo. No solamente hacia Godoy, sino también ante la primera versión que circuló y que lo ubicaba a Palombarini como un supuesto asaltante. “Da bronca eso, es importante que se limpie su nombre (NdA: el de Esteban). Ahora que se sabe lo que pasó, ojalá esto cierre la boca de tanta gente que tan mal habló de él y que se informó mal, lo dejaron como algo que no era”, coinciden.

PINTADAS EN EL KIOSCO Y PEDIDO DE JUSTICIA

Este lunes, el frente del minimarket “La Esquina” y la vereda del comercio amanecieron con pintadas contra Godoy“Asesino”, “Hijo de Puta” y “Justicia” son algunas de las pintadas que se leían -y leen- en el lugar. La familia de Esteban recurrió a la solidaridad de sus amigos para poder recolectar los fondos necesarios para costear el sepelio del “Plancha”, y -afortunadamente- a última hora del domingo consiguieron el monto necesario para poder darle el último adiós.

Esta tarde, a partir de las 19:30, los familiares, amigos y vecinos de Esteban “El Plancha” Palombarini se concentrarán en la puerta del minimarket y se manifestarán en el lugar pidiendo justicia por el hombre de 38 años. “Esteban era una gran persona, con un hermoso corazón. Nos dejó una herida muy grande. Solo quiero que el nombre de mi amigo no se manche con mentiras”, destaca Andrés, otro de los amigos de Palombarini.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Instagram