Quiero Decir

Mi diario digital…

Argentina y Chile flexibilizan los ingresos a sus países

Los argentinos que viajen al exterior del país ya no deberán completar una Declaración Jurada ya que los mismos datos serán consignados por un inspector durante el trámite migratorio. Según informó la Directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, a través de sus redes sociales, los residentes solamente deberán llenar una declaración jurada cuando vuelvan a ingresar al territorio nacional.

A mediados de esta semana, el Gobierno anunció también la normalización de los ingresos al país tanto para argentinos como para extranjeros, luego de dos años de restricciones que fueron decreciendo y aumentando de acuerdo a la situación epidemiológica.

De esta forma, el Poder Ejecutivo dispuso levantar casi la totalidad de las medidas contra el COVID-19 en las fronteras terrestres, marítimas y aéreas.

Ya no habrá los denominados “corredores seguros” y la apertura de los puntos de ingreso no habilitados hasta la fecha será “programada y escalonada” en coordinación con las autoridades nacionales y jurisdiccionales. En este contexto, la entrada de personas al territorio nacional quedará sujeto al cumplimiento de una serie de requisitos. Los argentinos y residentes en el país deberán completar una declaración jurada acerca de su estado de vacunación y ausencia de síntomas compatibles con coronavirus, “dentro de las 48 horas previas al inicio del viaje”.

Los extranjeros también tendrán que firmar la misma documentación, pero además tener un seguro de salud COVID-19 “con cobertura de servicios de internación, aislamiento y/o traslados sanitarios para quienes resulten casos positivos, sospechosos o contactos estrechos”. Quedarán eximidos aquellos -argentinos, extranjeros residentes y turistas- que ingresen al país por un plazo menor a 24 horas y lo hagan por vía terrestre.

En el marco del contexto bélico internacional provocado por Rusia, también quedan exceptuados los extranjeros no residentes de nacionalidad ucraniana, o provenientes de Ucrania, que hayan huido por la invasión. No obstante, el Gobierno aclaró que “mientras permanezcan en situación migratoria transitoria deberán prever la contratación de un seguro de salud COVID-19 si no contaran con alguna otra modalidad de cobertura de salud”.

De detectarse o reportarse en el punto de entrada un caso positivo o sospechoso de COVID-19, se activará el Plan de Contingencia de ese Punto de Entrada.

No será necesario realizar controles de temperatura en los puntos de ingreso, ni en los embarques con destino argentino, pero se advirtió que “podrán establecerse restricciones al ingreso de los y las acompañantes de los pasajeros y las pasajeras a las terminales aeroportuarias cuando la situación epidemiológica así lo requiera”.

Flexibilización chilena

Los pasos fronterizos entre Argentina y Chile quedarán abiertos en su totalidad a partir del domingo 1 de mayo, de acuerdo con lo anunciado por la Dirección Nacional de Fronteras del vecino país y validado por el ministro del Interior argentino Eduardo “Wado” de Pedro. A su vez, el nuevo cónsul general chileno en Mendoza, David Quiroga Hinojosa, confirmó a Los Andes los detalles de cómo se van a flexibilizar las restricciones de ingreso, por lo cual ya no será obligatorio validar las vacunas ni presentar PCR negativo, entre otras medidas.

Si bien el nuevo representante chileno en Mendoza reafirmó la “reapertura de todos los puntos de ingreso fronterizos”, también dejó en claro que los detalles “para flexibilizar los requisitos de ingreso a Chile se van a diseñar durante lo que resta del mes”.

Sin embargo Hinojosa, quien estará asumiendo en su cargo el próximo 22 de abril, adelantó a este diario “los tres ejes fundamentales que se están modelando para tomar las medidas”: la declaración jurada más un “auto-reporte”; la exigencia de vacunación, pero sin necesidad obligatoria de una validación; y el test de Covid-19, que ahora será aleatorio.

En detalle, “el primer eje es que cualquier extranjero que ingrese deberá llenar la declaración jurada, que es la equivalente al pasaporte sanitario”, explicó el cónsul general. Asimismo, “estará unida a un auto-reporte, por el que la persona que ingresa al país pueda reportar de sus condiciones de salud o si hay algún tipo de sintomatología” relacionada al Covid-19.


El segundo punto es que “la exigencia de la vacunación va a continuar, pero la novedad que se está contemplando es que la exigencia de validación va a ser voluntaria”. Es decir, según comentó Quiroga Hinojosa, “todo usuario que ingresa por un paso fronterizo no estará obligado a ingresar bajo ese requisito”. “Lo que sí es necesario saber es que para obtener el Pase de Movilidad en Chile es necesaria la validación de vacunas, para realizar actividades como el turismo, ingresar a un cine, teatro y demás”, agregó.


Finalmente, el tercer eje se refiere a que el test para detectar Covid-19, sea por PCR o el denominado Testo de Antígeno, va a ser aplicado de un modo aleatorio. “Cualquier persona puede ser seleccionada aleatoriamente para que cumpla con el requisito de contar con un test negativo”, manifestó el funcionario chileno.

Además, Quiroga Hinojosa aclaró que no habrán más medidas que esta, por lo que se descarta que sea requisito obligatorio un seguro por Covid.

Ante la consulta, el cónsul general respondió que los detalles de cada una de las medidas se desarrollarán durante las próximas semanas por el Ministerio de Salud de Chile y adelantó: “No puedo decir la fecha exacta” en la que se publicará el decreto oficial con la confirmación de los detalles de la flexibilización. Sin embargo, se animó a revelar que “por la práctica que se ha seguido, sería una semana o unos días previos al 1 de mayo. Tal vez podría ser el 27 o 28 de abril”.

Por último, el cónsul general opinó que estas medidas son “un correlato inmediato de la reciente visita presidencial, y forma parte de un entendimiento al respecto”, en referencia al viaje que el nuevo mandatario chileno, Gabriel Boric, hizo a Argentina para reunirse con el presidente Alberto Fernández. “El espíritu está puesto en lo que ambos mandatarios acordaron esta semana, como así mismo tiene correlato con el objetivo que persiguen ambas autoridades de poder aligerar la accesibilidad que pesaba mucho sobre viajeros y extranjeros que ingresaban a Chile”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Instagram